Tomates secos: un sabroso toque para tus recetas

Hoy vamos a hablar de un ingrediente propio de las regiones italianas de Sicilia y Calabria que pueden dar un toque interesante a tus platos: los tomates secos. Estos se obtienen de forma tradicional, gracias a la acción del sol en el sur de Italia, y permitían su conservación una vez terminada la época propia de la cosecha.

Hoy en día son muy fáciles de encontrar, a menudo confitados al aceite de oliva, y son un complemento perfecto para ensaladas y pasta. Puedes añadir tomillo, laurel, orégano u otras hierbas.

Como producto típico italiano, nuestra propuesta de hoy será elaborarlos y emplearlos en un plato de pasta, pero hay muchísimas recetas con tomates secos.

Papardelle con tomates secos

Ingredientes:

  • 400 g de papardelle
  • 100 g de tomate seco
  • aceite de oliva
  • sal
  • 10 bolitas de pimienta variada
  • dos dientes de ajo
  • una cucharada de orégano

Elaboración:

Ponemos los tomates en un bol con agua templada durante 20 minutos. Escurrimos y secamos bien. Introducimos los tomates picados en un bote, cubiertos de aceite de oliva, ajo picado, las bolitas de pimienta y el orégano, y lo dejamos macerar 12 horas.

Cocemos la pasta en un cazo con agua hirviendo y sal, según indique el fabricante. Escurrimos y reservamos.

Calentamos una sartén y añadimos los tomates con un poco de su aceite. Incorporamos la pasta y salteamos.

Más posibilidades:

Si te gusta el picante, puedes poner un poco de guindilla en la marinada.

Si tienes debilidad por el queso, añade un poco de queso de cabra al saltear la pasta.