Galletas de mantequilla para San Valentín

El 14 de Febrero está a  la vuelta de la esquina. Las personas que tienen pareja quieren celebrarlo ya sea yendo al Teatro, a cenar en un restaurante romántico, realizar un viaje exprés…o incluso elaborar un plato.

En este caso Desde la Cocina, os quiere dar una receta muy sencilla para hacer galletas de mantequilla.

Lo primero de todo, hay que tener los moldes para hacer las galletas, en mi caso tenía 4 modelos diferentes incluyendo el del corazón.

Ingredientes:

  • 250 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 huevo
  • 450 gramos de harina para repostería
  • Azúcar glas
  • Virutas de chocolate
  • Levadura

Preparación:

Una vez tengamos todos los ingredientes en la mesa de trabajo, empezamos.

En primer lugar, ponemos la mantequilla sin sal en un cuenco. Si has tenido tiempo déjala fuera de la nevera durante una hora, para que se ablande y en el caso de que no te acordaras métela en el microondas durante 10 segundos.

Una vez que tengamos la mantequilla cremosa, le agregamos 250 gramos de azúcar y mezclamos. Añadimos a continuación el huevo batido, una pizca de levadura y  harina. Volvemos  a mezclar todo hasta que se queda una masa homogénea.

Cuando tenemos la masa homogénea, le damos forma de pelota y lo envolvemos en papel film.

La dejamos reposar durante un par de horas mínimo, en la nevera.

Pasadas las dos horas, precalentamos el horno a 175º. Mientras tanto, vamos extendiendo la masa con la ayuda de un rodillo y con los moldes que tenemos vamos dando forma a nuestras galletas.

Las galletas las colocamos en la placa del horno, encima con papel vegetal.

Colocamos las galletas una a una, con una separación prudencial, ya que, se harán un poco más grandes gracias a la levadura.

Para que las galletas queden diferentes podemos espolvorear  unas con  azúcar glas, otras pintarlas con la yema del huevo y por último añadirle a otras galletas las virutas de chocolate y así tendremos 3 tipos de galletas.

Horneamos las galletas por tandas, en mi caso salieron 4 tandas de galletas. Déjalas reposar durante unos 30 minutos y guárdalas.

Como detalle, ponlas en una caja de galletas y regálaselo a tu pareja.

Esperamos que disfrutéis de este maravilloso día, si hacéis las galletas mandarnos fotos.

Galletas de mantequilla

 

Cena para enamorados

Aún queda una semana, pero puede que ya andes barajando posibilidades para una cena romántica en San Valentín. Las posibilidades son infinitas: una velada en un restaurante romántico, un menú con ingredientes afrodisíacos… Pero, si lo que quieres es una cena íntima en casa, preparada por ti, por tu pareja, o por los dos, no te pierdas la propuesta que recogemos a continuación, con el queso de cabra como protagonista.

Primer plato: ensalada con vinagre de frambuesa

  • Ingredientes: brotes tiernos de lechugas variadas, nueces (unos 20 gramos), ¼ de manzana roja, rulo de queso de cabra, un tomate, vinagre de frambuesa, aceite y sal.
  • Preparación: lavamos lechuga, manzana y tomate. Troceamos todo, añadimos las nueces y las rodajas de queso (perfecto si lo pasas unos segundos por la sartén) y aliñamos.
  • Consejo: la manzana se oxida rápidamente, por lo que es conveniente añadirla justo antes de servir el plato.

Segundo plato: solomillo con queso de cabra

  • Ingredientes: solomillo, queso de cabra, cebolla, Microgamingin casinoilla on satoja eri peleja, joiden joukkoon kuuluu netin parhaita hedelmapeleja, huippulaadukkaita kasinopeleja ja paljon muuta mielenkiintoista. azúcar moreno, sal, pimienta y aceite de oliva.
  • Preparación: preparamos en diferentes sartenes el solomillo (con aceite, pimienta y aceite de oliva) y la cebolla (que caramelizaremos añadiendo tres o cuatro cucharadas de azúcar moreno). Puedes pasar el queso por la sartén unos segundos o colocarlo entre el solomillo y la cebolla aún calientes. Delicioso.

Postre: uvas con queso (¡saben a beso!)

  • Ingredientes: uvas y queso de cabra.
  • Preparación: lavamos y pelamos las uvas, cortamos el queso de cabra en trocitos y los unimos con un palillo.

Si necesitas más ideas, ahí van dos últimas propuestas. La primera, pasar directamente al postre. ¿No dicen que el Día de los Enamorados es dulce, dulce, dulce? Pues esmérate con un postre romántico. La segunda es dar una forma especial a tus platos, empleando moldes y otros utensilios de cocina con forma de corazón, no te costará encontrarlos y puede dar un toque original y romántico al menú. ¡Buen provecho, tortolitos!