Variedad de naranjas frescas de temporada

naranja

¿Sabías que cada variedad de naranjas tiene su temporada?

Esto es algo que conocen a la perfección en Naranjasflorazar.com. Sus terrenos han visto pasar varias generaciones al cuidado y recolección de una fruta que se caracteriza por su alto contenido en vitaminas y su buen sabor, aplicable a muchísimos platos en diferentes formatos: en ensaladas, salsa para carnes, mermeladas, zumos…

Algo que tienen en común todas sus variedades es su gran calidad y sabor, pero si queremos disfrutar de este producto fresco, hay que tener en cuenta las diferentes épocas de recolecta de cada variedad para su consumo.

Las naranjas Navelinas son la primera variedad en ser trabajada cada año, ya que se cultiva en noviembre y se recolecta a finales del mes de enero. Esta fruta se caracteriza por su tamaño, entre medio y grande, con una forma generalmente redonda o ligeramente ovalada. Su piel es fina y de un color naranja intenso; gracias a su carencia de semillas y a su sabor muy dulce constituye una fruta deliciosa tanto para hacer zumo como para comer.

Por su parte, la variedad Navel-Lane-Late madura de febrero a abril, así que no se recolecta hasta inicios del mes de mayo. Comparte algunas de las características de la variedad navelina, como su carencia de semillas y lo fina que es su corteza, además de su color intenso. Sin embargo, esta variedad tiene aún más éxito que la anterior porque es sumamente dulce; comerla o beberse un zumo de las Navel-Lane-Late resulta una delicia.

naranjas1

La variedad más tardía es la Valencia Late: normalmente se recolecta en mayo y junio, aunque en algunas temporadas llega a recogerse hasta en julio. Se distingue principalmente de las otras dos por tener un ligero punto de acidez que la aleja de la dulzura de las variedades de invierno y primavera. Normalmente se recomienda para su uso en zumo o salsas, porque su piel es más gruesa y sus gajos, algo más fibrosos, suelen contener semillas; aun así, también está rica degustada a rodajas.

 

Tampoco hay que olvidar las naranjas seleccionadas, que corresponden a la variedad que se encuentre en temporada y que son piezas seleccionadas con mucho cuidado para que resulten perfectas. Estas frutas se pueden emplear como postre, en ensaladas o como decoración de mesa, ya que son frutas escogidas con mucho mimo, algo que denota su aspecto y sabor.

Todas las variedades obtienen su punto de maduración óptimo en el árbol, momento en que son recogidas y enviadas para que el cliente las reciba antes de 24 horas tras su recolección. De esta manera se aseguran de que la fruta llegue con todas las cualidades y la frescura a tu hogar, para que disfrutes al máximo de este alimento rico en vitamina C y con fantásticas propiedades para tu cuerpo y tu salud.

¿Qué se come en Semana Santa?

Puede que a muchos jóvenes les sorprenda que, hasta hace nada, estaba muy mal visto comer carne en Semana Santa. A otros no les sonarán los conceptos de bula papal o se extrañarán de oír hablar del ayuno del Miércoles de Ceniza, pero lo cierto es que la Semana Santa tiene un peso muy importante en nuestro país y, en cuestiones culinarias, ese peso también sigue muy vigente.

Las comidas tradicionales de Semana Santa huyen de la carne y se centran en el pescado y los dulces. Como sucede con todo en nuestra piel de toro, cada región es rica en sus propias costumbres y, mientras los pestiños son habituales para unos, puede que otros no hayan oído hablar jamás de las monas de Pascua.

A continuación os hablamos de algunos platos típicos de estas fechas que harán las delicias de devotos y paganos.

 7 platos típicos de Semana Santa

 Las torrijas

¿Quién se resiste a esta rebanada de pan (mejor si es del día anterior) empapada en leche, rebozada y frita? La sencillez de su preparación y su gran aporte energético ayudaban a los cristianos a mantenerse alejados de la carne (nos referimos al alimento).

 Los pestiños

Se trata de una masa de harina frita en aceite y pasada por miel o azúcar. Son muy populares en la provincia de Cádiz y, en general, en toda Andalucía, donde se consumen en Navidad e incluso durante todo el año. ¿Tú cuándo sueles hacerlas?

 monas de pascuaLas monas de Pascua

Muy conocidas en la Comunidad Valenciana y en la Región de Murcia. Recuerdan al roscón de reyes e incluyen algún huevo cocido con la cáscara pintada como elemento decorativo. A veces se acompañan con la longaniza de Pascua. En Cataluña se parecen más a una tarta donde el huevo es de chocolate.

 potajeEl potaje de garbanzos

Se hace con espinacas y bacalao y aporta los nutrientes necesarios para aquellos que evitaban la carne en los viernes de cuaresma. Aunque la variedad del potaje varía por comunidades e incluso en cada casa se hace de una forma diferente.

 buñuelosLos buñuelos de bacalao

Aunque se pueden hacer de muchos otros pescados, debido a su buena conservación (sobre todo cuando no existían los frigoríficos), por tradición el bacalao es la estrella de estas sabrosas bolitas fritas y uno de los platos más famosos de la Semana Santa en todas las comunidades.

sopa castellana

La sopa castellana

También llamada sopa de ajo. Se hace con trocitos de chorizo, jamón, pan y cebolla (a veces, también, huevo escalfado). Al echarle pimentón recuerda un poco al sabor de la carne, sobre todo por la contundencia de sus ingredientes. Se suele servir en plato de barro.

patatasLas patatas viudas

Son patatas guisadas que están acompañadas por verduras, en vez de carne o embutidos, por eso se las llama viudas, pobrecitas. Se presentan con pimentón dulce y aceite de oliva preferentemente en la mayoría de los casos. ¿Tú cómo las haces?

Además de estos platos, hay otros muchos muy populares en cada región, como decíamos antes, algunos son: las tortitas de camarones (Cádiz), las filloas (Galicia y Asturias), los hornazos (muchos de ellos con huevo), las longanizas de Pascua  (Valencia), los crespells (Mallorca), los barquillos de azúcar, la leche frita (Cantabria)…

Hay una gran cantidad de platos regionales en Semana Santa pero, en general, lo más consumido es el pescado en todas sus variantes, siendo la estrella, el Bacalao. ¿No te ha dado hambre?

Fuente: La Nevera Roja