Ideas románticas para dos

Tras la fecha invernal de San Valentín, se acerca el verano y muchas parejas planean momentos distendidos en concepto de velada perfecta. ¿Qué comer cuando quedas con tu pareja? ¿Con qué ‘endulzar’ a tu chic@ en esta época estival?

Para idear un día o una noche veraniega con tu pareja, lo primero de todo es elegir el lugar estratégico e inolvidable para los dos. Y ¡qué mejor que huir del calor sofocante de las grandes ciudades!

No hace falta tener mucho dinero para poder sorprender a tu pareja y dejarle un paladar exquisito. Por ello, ya depende de preferencias, cada pareja elige un destino o una mesa romántica para disfrutar de una apetecible cita. Lugar de ensueño en verano, podría ser una casa rural en la Sierra de Guadarrama o en la Sierra de Gredos. Pero, ¿y qué comemos allí?

En las casas rurales, afortunadamente, te permiten la oportunidad de cocinar en ellas, sin necesidad de usar sus salones-comedor. Así pues, sólo queda salir a la calle de la localidad elegida y hacer una compra muy particular. Entre otras, estas podrían ser las ideas románticas para dos:

  1. Pollo a la crema con patatas Noisette.

Por ejemplo, en primer lugar, un producto alimenticio no muy caro y gustoso por la mayoría de las personas es el pollo. Ahora, ¿cómo combinamos el pollo en una cena romántica ideal? Una de las propuestas sería pollo a la crema con papas noisette.

Para cocinar esta modalidad de pollo, lo primero que hay que hacer es dorar dos pechugas de pollo junto a la cebolla, añadiendo una pequeña cantidad de orégano, sal y pimienta. Al mismo tiempo, es preciso ir asando las patatas.

Cuando esté todo listo, en una olla introducir todos los ingredientes ya cocinados rociando dos cucharadas de aceite de oliva para, a continuación, agregar la crema en sí-la crema estará guisada con crema de leche, mantequilla, maicena y caldo de puerro-.

Por último, se calienta todo, y el plato ya estará listo para comer.

DSC09052

 

Consejo: Si la salsa os queda muy líquida y lo preferís más espeso, es conveniente sumarle un poco de agua caliente y más maicena, revolviéndolo en la cacerola alrededor de unos cinco minutos.

  1. Empanadas árabes

Ya son muchas las personas, y en cierta medida jóvenes, que optan por cocinar en ciertas ocasiones este tipo de alimento. Se suelen conocer también con el nombre de fatay.

En primera instancia, ¿qué necesitamos para realizar este tipo de receta argentina?

Habría que comprar, pues, medio kilo de carne picada y que por recomendación, no contenga demasiada grasa. Después, es necesario tener cebolla, tomate, dos limones, ajo molido si gusta a los comensales enamorados y, por último moldes para empanar, que normalmente, ya los venden prefabricados.

Normalmente este tipo de plato es fácil y simple de hacer e incluso rápido. En este sentido, podríamos considerarlo como un plato complementario a esa escapada rural de la pareja.

En segundo lugar, ¿cómo se cocina? ¿qué pasos hay que seguir para que surja un plato apetecible y delicioso?

Necesitamos, pues, un bol para colocar la carne picada, la cebolla triturada en trozos muy pequeños y el tomate. A continuación, ya cuestión de gustos, se debe condimentar con el jugo de limón exprimido. Estando todo unido en el recipiente, lo dejamos reposar durante un tiempo para poder cocinar la carne picada condimentada.

Posteriormente, hay que rellenar los moldes para empanar con todo el relleno realizado antes e intentar que esos moldes cojan forma de triángulo debido a que es la forma típica de las fatay.

descarga empanadas arabes

En última instancia, meter el resultado formado en el horno con potencia bastante elevada hasta que quede muy dorado.

Consejo: Se suelen servir con el resto de rodajas de limón que no se hayan usado durante el cocinado para que el comensal lo aliñe a su gusto.

Recetas gallegas

Hoy te traemos algunas recetas típicas de Galicia. La gastronomía española puede presumir de una magnífica calidad y de contar con muchas especialidades autonómicas, por lo que hacer un guiño de vez en cuando a las distintas regiones españolas nunca está de más.

Pulpo ‘á Feira’

Ingredientes (para 4 personas):

  • 2 kg de pulpo
  • 100 g de pimentón picante
  • 100 g de sal semigruesa
  • Aceite

Elaboración:

Pulpo 'á Feira'

Lavamos el pulpo en agua fría y lo ponemos al fuego en una olla de cobre con agua. Cuando empiece a hervir, metemos y sacamos el pulpo del agua tres veces.

Lo dejamos cocer durante unos 20 minutos, lo retiramos del fuego y dejamos reposar 5 minutos. Quitamos el agua y cortamos el pulpo en trozos finos con unas tijeras. Lo servimos en platos de madera, condimentándolos en este orden: sal, pimentón y aceite. Hay quienes gustar colocar el pulpo sobre una cama de patatas cocinas.

‘Potes ao lume’ (lacón con grelos)

Ingredientes (para 4 personas):

  • 800 g de lacón curado de la parte con más grasa
  • 100 g de unto
  • 300 g de caldo suave de lacón
  • 300 g de grelos
  • Sal ahumada

Elaboración:

'Potes ao lume' (lacón con grelos)Desalamos el lacón, introduciéndolo en abundante agua fría durante 24 horas, cambiando dos veces el agua. Cocemos el lacón en 6 litros de agua con el unto hasta que quede tierno y reservamos.

Escaldamos los grelos en abundante agua con una pizca de sal durante unos 10 segundos. Los escurrimos, los enfriamos rápidamente, los volvemos a escurrir y los secamos con cuidado de no romperlos. Seleccionamos 12 brotes tiernos y los reservamos.

Cortamos el lacón en cuatro porciones y 12 dados de grasa. Ponemos el lacón en un plato y colocamos la grasa y los grelos alrededor. Sazonamos con sal ahumada y servimos muy caliente.

Empanada gallega

Ingredientes:

  • 500 g de harina
  • 25 g de levadura fresca de panadería
  • 160 ml de agua
  • 50 ml de vino blanco
  • 1 pizca de sal
  • Aceite del sofrito
  • ½ kilo de cebollas
  • 350 g de atún (escurrido)
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo

Elaboración:

Empanada gallegaPara el relleno, pelamos y picamos las cebollas. Las ponemos a fuego lento en una sartén con aceite de oliva (sin miedo, ya que lo necesitaremos para la masa). Cuando las cebollas comiencen a ponerse transparentes, añadimos una cucharada de pimentón dulce, lo removemos e incorporamos el atún escurrido, mezclándolo bien. Sacamos del fuego, escurrimos el aceite y lo reservamos. Añadimos 3 o 4 cucharadas de tomate al relleno.

Para hacer la masa, calentamos un poco el agua en el microondas en un cuenco grande, disolvemos la levadura y añadimos la harina, la sal y el vino, junto con 8 o 10 cucharadas del aceite del sofrito. Ya solo queda amasar (con las manos, con una panificadora, amasadora o un par de minutos velocidad espiga en la Thermomix). Amasamos un poco, la tapamos con un paño y la dejamos reposar hasta que doble su volumen (dependerá de la temperatura ambiente).

Cuando esté la masa, la amasamos un poco con las manos y repartimos en dos partes, una un poco más grande. Estiramos la grande con un rodillo y la colocamos en la bandeja del horno. Repartimos el relleno de forma homogénea, dejando los bordes libres. Estiramos la otra parte de masa y cubrimos el relleno. Recortamos el exceso de masa de los laterales y cerramos la empanada uniendo la base y la tapa (cogiendo pellizcos de masa y retorciéndolos). Con la masa que sobra puedes decorar la parte de arriba de la empanada.

Batimos un huevo, añadimos un poco de pimentón y cubrimos la superficie de la empanada con un pincel. Pinchamos un poco la masa, de forma aleatoria, para que pueda ‘respirar’ durante el horneado. Introducimos en el horno precalentado a 200º C, bajamos a 180º C y dejamos hasta que esté dorada (unos 30-40 minutos).

Si quieres un relleno más contundente, prueba a colocar tiras de pimiento asado y/o rodajas de huevo cocido sobre el relleno, es-pec-ta-cu-lar.

Esperamos que hayas disfrutado con estas recetas gallegas. ¿Cuál será la siguiente comunidad autónoma?