Croquetas de bacalao para chuparse los dedos

Este fin de semana prepare croquetas de bacalao con mis sobrinos, ya que es una buena forma de pasar la tarde y a su vez, ellos se divierten preparando la comida y ven como se elaboran.

Elegí estas croquetas para que comiesen pescado, ya que es recomendable comer mínimo 4 veces a la semana.

Ingredientes para 4 personas:

  • 350 gramos Bacalao desalado
  • 3 Cebolletas
  • Aceite virgen extra
  • 150 gramos de Harina
  • 200 mililitros de Leche
  • 3 Huevos
  • 200 gramos de Pan rallado
  • Una pizca de pimienta molida
fuente: flickr

fuente: flickr

Preparación:

Una vez tenemos todos los ingredientes a mano empezamos a elaborar nuestras famosas croquetas de bacalao, lo primero que hicimos fue cortar las cebolletas en trocitos muy pequeños y los pusimos en una sartén a fuego lento, mientras se estaban dorando las cebolletas, empezamos a desmenuzar el bacalao esta fue la parte más divertida para los pequeños. Una vez teníamos las cebolletas doradas, añadimos el bacalao desmenuzado y lo dejamos unos minutos.

A continuación le añadimos harina, removemos durante unos minutos para que se vaya quedando compacta. Y cuando está todo bien unificado, le añadimos unos chorritos de leche poco a poco.

Por último, ponemos un poquito de pimienta molida y dejamos que la masa se quede completamente compacta en la sartén y dejamos que se enfrié antes de meterla en la nevera.

La dejamos un rato en la nevera para que se enfriase del todo, en este caso, no se pudo dejar durante toda la noche pero es preferible, ya que iba a ser nuestra comida.

Al cabo de dos horas sacamos y empezamos hacer croquetas de diferentes tamaños. Una vez hecho las porciones se deben pasar primero en pan rallado, después por un huevo batido y a continuación de nuevo en pan rallado.

Cuando están ya rebozadas, metemos las croquetas en una sartén con aceite de oliva y dejamos que se vayan dorando.

Consejo: Cuando las saquéis de la sartén las dejamos sobre un papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

Novedad:En alguna ocasión he probado hacer las croquetas en el horno para no usar tanto aceite no salen perfectas pero si ricas…así es otra buena opción.

Espero que os sea útil esta receta.

Pollo con Corn Flakes

Hoy os voy a dar una receta que probé hace un tiempo en un restaurante de Madrid; Ponte Pez y me encanto.

He podido hacerla en casa y me salió exactamente igual que en el restaurante y si tenéis niños pequeños en casa les encantara ayudaros a preparar la comida.

Ingredientes 6 personas:

  •  550 gramos de Pollo troceado
  • 250 gramos de Corn Flakes o cereales (copos de maíz para desayuno)
  • 150 gramos de Harina
  • 3 huevos Huevo
  • Curry

Lo primero que debemos es coger los Corn Flakes y ponerlo en un recipiente donde podamos romperlos, pero eso si no se deben machacar del todo porque si no quedaran polvo y no saldrá como debe.

Ponemos una sartén con aceite de oliva extra y mientras se va calentando el aceite vamos elaborando nuestro pollo con corn flakes.

A continuación el pollo troceado lo pasamos por la harina y después el huevo. En mi caso, le puse el curry en el huevo y así ya tenía el sabor del curry impregnado. En el caso de que no os guste el curry no le ponéis esta especia que estará igual de buena sin ella.

Una vez están rebozados por los dos ingredientes básicos lo pasamos por el ingrediente estrella los cereales.

Ya rebozados por todos nuestros ingredientes y el aceite esta lo suficiente caliente ponemos el pollo en la sartén y dejamos que se vaya haciendo.

Lo dejamos hasta que vemos que se ha dorado.

Ya tenemos nuestro pollo con corn flakes.

Como acompañante podéis hacer champiñones o patatas a lo pobre al gusto de vosotros.

Mucha suerte y espero que os guste esta receta, fácil de hacer  y divertida ver como tus niños ven que los cereales de su desayuno sirven para elaborar ricas comidas.

fuente: flickr

fuente: flickr

 

 

Solomillo de pavo al queso azul

Hoy en día el solomillo de pavo está cada vez más de moda, y esto se debe a que queremos cuidarnos físicamente y el solomillo de pavo es una carne tierna, sin ninguna grasa y exquisita.

Pero está claro que si solamente comemos pavo a la plancha al final tiene que aburrir, por esa razón os voy a dejar una receta como siempre fácil y sencilla de hacer.

Al igual que se puede hacer con la salsa de queso azul, se puede variar con todo tipo de salsas, desde la salsa de ajo, salsa de verduras…y todas ellas riquísimas.

Ingredientes para 2 personas:

  • 300 gramos de Solomillo de pavo
  • 100 gramos de Queso azul
  • 50 mililitros de Leche
  • Especias
  • 50 gramos de Nueves
  • 150 gramos de Champiñones
  • 1 Cebolla

Elaboración:

Lo primero que debemos hacer es ir calentando la cazuela con un poquito de aceite, mientras tanto cortamos el solomillo de pavo. Cuando vemos que está caliente el aceite y tenemos cortado el solomillo, lo vertimos en la cazuela.

Lo dejamos que se vaya haciendo a fuego lento, y nosotros cortamos todas la verduras en este caso, los champiñones y la cebolla en piezas pequeñas, pero si lo deseáis se puede poner todo tipo de verduras, espárragos, calabacín… Una vez cortado lo ponemos junto al solomillo y lo dejamos que se vaya haciendo poco a poco.

A los 15-20 minutos vertimos leche, dependiendo de lo espeso que lo queremos más o menos, para gustos colores, y con la leche añadimos el queso azul, no lo echamos todo en una pieza, en piezas pequeñas. Con una espátula lo vamos moviendo hasta que el queso azul se ha fundido y lo dejamos reposar unos minutos.

Le añadimos las especias escogidas, en mi caso le puso un poco de pimienta negra para que resaltase el sabor.

En el momento de servir para la decoración podemos ponerle nueves, dejarlo a última hora para que estén crujientes.

Si veis que os habéis quedado cortos de solomillo para los comensales, hacer unas patatas a lo pobre que siempre queda bien con este tipo de plato.

Esta riquísimo y es como os había dicho sencillo de hacer, espero que lo hagáis y nos digáis que tal.

fuente:farm1.staticflickr

fuente:farm1.staticflickr