Pinchos de albóndigas asiáticas

Las albóndigas son una receta con una enorme cantidad de variantes y recetas diferentes, ya que el ser una comida relativamente sencilla (una bola de carne) admite múltiples variantes y permite a cada uno introducir ingredientes nuevos y diferentes.
Aquí en España es común que las albóndigas tengan un tamaño relativamente grande, siendo necesario partirlas, pero la variante asiática de este plato se elabora con bolas de carne más pequeñas, siendo perfectas para elaborar pinchos.
Aprovechando el tirón que está experimentando la cocina asiática, vamos a ofrecer la receta para preparar este rico plato tan tradicional, pero con un toque exótico.Dibujo

Ingredientes:

  • 440 gramos de carne picada de ternera
  • 2 rebanadas de pan de molde integral
  • 130 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón y un poco de ralladura
  • 3 cucharaditas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de cilantro molido
  • 1 trocito de guindilla seca picada (según tolerancia)
  • 1 huevo
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Lo primero es trocear el pan de molde y cubrirlo con leche dejándolo empaparse durante unos 15 minutos, tras lo cual se retira el exceso de líquido y, en un cuenco, aplastar con un tenedor la masa de pan de molde resultante. En el mismo recipiente añadir la carne picada, el zumo de limón y un poco de la ralladura y mezclar. A ésto le incorporamos el jengibre, el ajo, cilantro, la salsa de soja, un toque de pimienta y la guindilla muy picada y, en función de lo picante que las queramos, quitar o no las semillas.
Batimos un poco el huevo y lo incorporamos mezclándolo todo bien pero no en exceso.
Ya lo tenemos listo, sólo falta moldear la masa resultante con las manos y freír en una sartén con aceite hasta que queden doradas y crujientes.

Con ésto obtenemos un rico plato que sorprenderá a todos los comensales, fácil y rápido de preparar que seguro gustará a toda la familia. Como recomendación para la presentación, sugerimos ensartar en un pincho 3 o 4 albóndigas y servir como aperitivo, o bien como segundo plato acompañadas con una guarnición.

Salchichas al vino

La receta de salchichas al vino es una receta clásica y muy sencilla de preparar. Además, la receta de salchichas al vino aporta una gran cantidad de energía en forma de proteínas. Preparar esta receta apenas te llevará unos minutos (15 minutos de tiempo estimado) y disfrutarás de un plato sabroso y que gustará a todos. Se puede preparar tanto al vino tinto como al vino blanco, dependiendo de los gustos de cada uno, aunque en sus dos vertientes es igual de deliciosa.

salchichas-frescas

Es una receta perfecta para esos días que tenemos poco tiempo o que recibimos invitados de última hora. O simplemente nos apetece cocinar algo sencillo, contundente y delicioso a la vez.
Ingredientes necesarios

Necesitarás los siguientes ingredientes para realizar esta receta:

  • Una docena de salchichas (cuanta mejor sea la calidad mejor que mejor, puesto que son la base de la receta).
  • Un buen chorro de aceite de oliva (preferiblemente de calidad virgen extra).
  • Un vaso de vino blanco o tinto.
  • Un puñado de perejil bien picado (medio vaso por ejemplo).
  • Una cucharada de harina.
  • Un par de dientes de ajo (o al gusto).

Estos ingredientes son para cuatro personas, para menos o más podemos ajustar las cantidades según necesitemos.

Preparación

salchichas_frescas_al_vino

En una olla sofreímos el ajo y las salchichas con el aceite de oliva a fuego lento. Cuando veamos que están un poco hechas echamos el vino, la cucharada de harina y el perejil (la harina se usa para darle un poco de espesor a la salsa). Removemos bien para que la harina se disuelva y se mezcle bien. En unos 15 minutos las salchichas ya estarán bien hechas y la salsa en su punto óptimo.Para presentar esta receta es una buena idea hacerlo en una cazuela de barro. Le dará un toque especial.

El alcohol del vino de evaporará en gran medida, por lo que no nos tendremos que preocupar si tenemos que conducir u otras cosas. Es un plato que por ello también pueden degustar los pequeños de la casa, pero con moderación y precaución. Con un poco de pan tendremos un plato muy completo.

Como veis es un plato sencillo y fácil de preparar al que podéis acompañar con lo que queráis o, simplemente, acompañando con un poco de pan tendréis un plato estupendo.

Si os ha gustado esta receta posiblemente también te pueden interesar  fáciles de cocinar y muy ricas como el arroz con salchichas o las salchichas envueltas.

Ideas románticas para dos

Tras la fecha invernal de San Valentín, se acerca el verano y muchas parejas planean momentos distendidos en concepto de velada perfecta. ¿Qué comer cuando quedas con tu pareja? ¿Con qué ‘endulzar’ a tu chic@ en esta época estival?

Para idear un día o una noche veraniega con tu pareja, lo primero de todo es elegir el lugar estratégico e inolvidable para los dos. Y ¡qué mejor que huir del calor sofocante de las grandes ciudades!

No hace falta tener mucho dinero para poder sorprender a tu pareja y dejarle un paladar exquisito. Por ello, ya depende de preferencias, cada pareja elige un destino o una mesa romántica para disfrutar de una apetecible cita. Lugar de ensueño en verano, podría ser una casa rural en la Sierra de Guadarrama o en la Sierra de Gredos. Pero, ¿y qué comemos allí?

En las casas rurales, afortunadamente, te permiten la oportunidad de cocinar en ellas, sin necesidad de usar sus salones-comedor. Así pues, sólo queda salir a la calle de la localidad elegida y hacer una compra muy particular. Entre otras, estas podrían ser las ideas románticas para dos:

  1. Pollo a la crema con patatas Noisette.

Por ejemplo, en primer lugar, un producto alimenticio no muy caro y gustoso por la mayoría de las personas es el pollo. Ahora, ¿cómo combinamos el pollo en una cena romántica ideal? Una de las propuestas sería pollo a la crema con papas noisette.

Para cocinar esta modalidad de pollo, lo primero que hay que hacer es dorar dos pechugas de pollo junto a la cebolla, añadiendo una pequeña cantidad de orégano, sal y pimienta. Al mismo tiempo, es preciso ir asando las patatas.

Cuando esté todo listo, en una olla introducir todos los ingredientes ya cocinados rociando dos cucharadas de aceite de oliva para, a continuación, agregar la crema en sí-la crema estará guisada con crema de leche, mantequilla, maicena y caldo de puerro-.

Por último, se calienta todo, y el plato ya estará listo para comer.

DSC09052

 

Consejo: Si la salsa os queda muy líquida y lo preferís más espeso, es conveniente sumarle un poco de agua caliente y más maicena, revolviéndolo en la cacerola alrededor de unos cinco minutos.

  1. Empanadas árabes

Ya son muchas las personas, y en cierta medida jóvenes, que optan por cocinar en ciertas ocasiones este tipo de alimento. Se suelen conocer también con el nombre de fatay.

En primera instancia, ¿qué necesitamos para realizar este tipo de receta argentina?

Habría que comprar, pues, medio kilo de carne picada y que por recomendación, no contenga demasiada grasa. Después, es necesario tener cebolla, tomate, dos limones, ajo molido si gusta a los comensales enamorados y, por último moldes para empanar, que normalmente, ya los venden prefabricados.

Normalmente este tipo de plato es fácil y simple de hacer e incluso rápido. En este sentido, podríamos considerarlo como un plato complementario a esa escapada rural de la pareja.

En segundo lugar, ¿cómo se cocina? ¿qué pasos hay que seguir para que surja un plato apetecible y delicioso?

Necesitamos, pues, un bol para colocar la carne picada, la cebolla triturada en trozos muy pequeños y el tomate. A continuación, ya cuestión de gustos, se debe condimentar con el jugo de limón exprimido. Estando todo unido en el recipiente, lo dejamos reposar durante un tiempo para poder cocinar la carne picada condimentada.

Posteriormente, hay que rellenar los moldes para empanar con todo el relleno realizado antes e intentar que esos moldes cojan forma de triángulo debido a que es la forma típica de las fatay.

descarga empanadas arabes

En última instancia, meter el resultado formado en el horno con potencia bastante elevada hasta que quede muy dorado.

Consejo: Se suelen servir con el resto de rodajas de limón que no se hayan usado durante el cocinado para que el comensal lo aliñe a su gusto.