Con el buen tiempo, todos queremos Salmorejo

Esta receta es muy sencilla de hacer y rápida. Teniendo en cuenta el calor que está haciendo estos días siempre apetece algo fresquito para el cuerpo ya sea a la hora de comer o para cenar. Y lo mejor de esta receta es que cuando tienes preparado el salmorejo solamente le tienes que añadir los ingredientes que deseas y listo. En 5 minutos puedes estar sentado en la mesa degustando tu delicioso manjar.

Es un plato típico andaluz y tiene la consistencia de un puro o una salsa espesa. Suele ir acompañada de jamón a trocitos y de huevo duro rallado. A veces yo también le pongo picatoste si tengo. A parte de estos tres ingredientes adiciones conozco gente que le añade un poco de bacalao ahumado o trocitos de manzana. Así que hay salmorejo para todos los gustos.

Pero lo más importante del salmorejo es que el aceite sea aceite de oliva virgen extra y que los tomates sean los adecuados para hacer el salmorejo, para ello los tomates deben ser tomates maduros y eso lo notaras con el tacto y por su color, son tomates muy rojos y tirando a blandos, pero Dersom du bare er ute etter a ha det goy kan gratis spilleautomater pa nett v?re et godt valg. no con eso estoy diciendo que los tienes que coger de mala calidad sino todo lo contrario tomates maduros pero de calidad si quieres que tu salmorejo este bueno.

Ingredientes 2-4 personas:

  • 1/2 kilo Tomates maduros
  • Media barra de Pan
  • Aceite de Oliva virgen extra
  • 2 Ajos
  • Sal a tu gusto

Preparación:

En primer lugar limpiaremos los tomates, se escaldan y se pelan una vez estén fríos. Se añaden a la batidora y se le pone el pan, (si el pan es del día anterior lo dejamos que se ablande durante unos minutos) y una vez todo mezclado, se bate hasta conseguir una salsa cremosa.

A continuación pelamos el ajo y, como lo vamos a usar en crudo, le quitaremos el centro para que no se repita, así que esto paso es importante para que nos salga bien el salmorejo.

Una vez que esta el ajo con el resto de los ingredientes se le añade el aceite de oliva y la sal. Lo pasamos todo por la batidora hasta que nos queda lo más fino posible. En este paso podemos probarlo y si vemos que le falta un poco de sal lo añadimos y lo batimos de nuevo para que no se quede únicamente por una parte.

Así de sencillo es hacer un salmorejo, eso si hay que dejarlo unas horas en la nevera para que se enfrié y quede bien fresquito para servirlo.

La manera de presentarlo varia como se ha dicho al principio dependiendo de los ingredientes adicionales que pongas.

Espero que os salga buenísimo y ya nos decís.

 salmorejo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>