Pinchos de albóndigas asiáticas

Las albóndigas son una receta con una enorme cantidad de variantes y recetas diferentes, ya que el ser una comida relativamente sencilla (una bola de carne) admite múltiples variantes y permite a cada uno introducir ingredientes nuevos y diferentes.
Aquí en España es común que las albóndigas tengan un tamaño relativamente grande, siendo necesario partirlas, pero la variante asiática de este plato se elabora con bolas de carne más pequeñas, siendo perfectas para elaborar pinchos.
Aprovechando el tirón que está experimentando la cocina asiática, vamos a ofrecer la receta para preparar este rico plato tan tradicional, pero con un toque exótico.Dibujo

Ingredientes:

  • 440 gramos de carne picada de ternera
  • 2 rebanadas de pan de molde integral
  • 130 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón y un poco de ralladura
  • 3 cucharaditas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de cilantro molido
  • 1 trocito de guindilla seca picada (según tolerancia)
  • 1 huevo
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Lo primero es trocear el pan de molde y cubrirlo con leche dejándolo empaparse durante unos 15 minutos, tras lo cual se retira el exceso de líquido y, en un cuenco, aplastar con un tenedor la masa de pan de molde resultante. En el mismo recipiente añadir la carne picada, el zumo de limón y un poco de la ralladura y mezclar. A ésto le incorporamos el jengibre, el ajo, cilantro, la salsa de soja, un toque de pimienta y la guindilla muy picada y, en función de lo picante que las queramos, quitar o no las semillas.
Batimos un poco el huevo y lo incorporamos mezclándolo todo bien pero no en exceso.
Ya lo tenemos listo, sólo falta moldear la masa resultante con las manos y freír en una sartén con aceite hasta que queden doradas y crujientes.

Con ésto obtenemos un rico plato que sorprenderá a todos los comensales, fácil y rápido de preparar que seguro gustará a toda la familia. Como recomendación para la presentación, sugerimos ensartar en un pincho 3 o 4 albóndigas y servir como aperitivo, o bien como segundo plato acompañadas con una guarnición.

Halloween y Todos Los Santos: 6 recetas para la conciliación

Pese a la falta de tradición, España celebra cada vez más la noche de Halloween como antecesora del Día de Todos los Santos. Cada 31 de octubre, esta festividad pagana importada precede en muchos hogares españoles a la celebración que nació para conmemorar la muerte de los mártires católicos: el Día de Todos los Santos.

Las diferencias de origen y tradición de ambas fiestas despiertan, a menudo, discrepancias entre los defensores de la tradición religiosa en España y los que, por el contrario, propugnan la apertura de nuestras costumbres ayudada por la globalización y las nuevas tecnologías.

Sin embargo, la comida está presente en dichas tradiciones y en Desde la Cocina lo queremos aprovechar para apaciguar el conflicto y acercar esta fiesta a los paladares más extremistas en ambas tendencias culturales, pero también a aquellos que, únicamente, querrán disfrutar de las bondades culinarias que el 31 de octubre y el 1 de noviembre les pueden deparar.

Halloween:

Galletas ojo de monstruo

Ingredientes: 185 g de harina, 60 g de cacao puro en polvo, 1 pizca de levadura química, 1 pizca de sal, 60 g de mantequilla a tª ambiente, 150 g de azúcar, 60 g de mantequilla derretida, 1 huevo M, vainilla, ojos de azúcar.

Elaboración: Batimos la mantequilla pomada con el azúcar, agregamos el huevo, la vainilla y la mantequilla derretida ya casi fría. Batimos hasta obtener una crema suave. Luego tamizamos la harina y el cacao y mezclamos. Formamos bolitas de masa separadas y horneamos durante 15 minutos a 180ºC. Decoramos con los ojos de azúcar y servimos.

Piruletas momia de Oreo

Ingredientes: Chocolate blanco para fundir, galletas Oreo o similar, palitos de piruleta o brocheta, ojos de azúcar.

Elaboración: Abrimos las galletas y con un poco de chocolate fundido pegamos un palito de piruleta o brocheta de madera. Tapamos de nuevo la galleta, dejamos que se enfríe un poco y bañamos cada piruleta con chocolate blanco. Rematamos con un poco más de chocolate blanco derretido con la boca fina de la manga pastelera y colocamos finalmente los ojos de azúcar.

Salchichas Momia

Ingredientes: Masa quebrada, salchichas, semillas de cebolla (para los ojos). Salsas para mojar

Elaboración: Cortamos la masa quebrada en tiras y enrollamos con ella las salchichas, dejando un hueco en el centro a modo de cara. Horneamos durante 15 minutos a 180ºC (podemos pintar la masa con huevo para que coja un buen color) y decoramos con las semillas de cebolla a modo de ojos.

Fuente: http://www.directoalpaladar.com/recetario/11-recetas-faciles-y-rapidas-para-halloween

Día de Todos los Santos

Autor: Aldeana

Huesos de Santo

Ingredientes (6 personas):

– 1 yema de huevo, 2 cucharadas de anís

– Para el mazapán: 150 g de almendra molida, 200 g de azúcar, 100 ml de agua, azúcar glas

– Para el dulce de yema:, 4 yemas de huevo, 100 g de azúcar, 50 ml de agua

Elaboración:

Para hacer el almíbar del dulce de yema, pon en un cazo el azúcar con el agua y cocínalo hasta que coja consistencia. Bate las yemas en un bol. Añade el almíbar muy poco a poco mientras sigues batiendo enérgicamente hasta que quede como una crema. Deja enfriar.

Para hacer el almíbar del mazapán, pon en un cazo el azúcar con el agua y cocínalo hasta que coja consistencia. Pon la almendra en un bol. Añade el almíbar muy poco a poco mientras sigues mezclando hasta que se enfríe y quede una masa consistente.

Amasa el mazapán con las manos. Estira la masa con un rodillo sobre una superficie limpia cubierta con azúcar glas. Pon en uno de los bordes una línea de dulce de yema, enrolla hasta cubrir la crema de forma que quede un cilindro y córtalo. Repite la operación hasta terminar con toda la masa. Corta los rollitos en trozos de 3-4 centímetros aproximadamente.

Moja los huesos de santo con un poco de anís y píntalos con yema de huevo batida. Hornea en el grill durante 1-2 minutos, hasta que cojan color.

Buñuelos de Viento:

Ingredientes: 125 gr de harina, 30 gr de mantequilla, 1/4 l de agua, 40 gr de azúcar, 4 huevos, ralladura de medio limón, sal, aceite de oliva, azúcar glas para espolvorear

Elaboración:

Pon en un cazo al fuego  el agua, la mantequilla, el azúcar, la ralladura de limón y una pizca de sal. Cuando empiece a hervir, agrega la harina y remueve hasta que la masa no se pegue a las paredes del cazo.

Retíralo del fuego y deja enfriar. Incorpora los huevos de uno en uno y mezcla. Deja reposar la masa durante 2 horas para que coja consistencia.

Pon una sartén con abundante aceite a fuego suave y cuando el aceite esté muy caliente, añade una cucharada de la masa. Añade más cucharadas poco a poco, teniendo en cuenta que ésta se inflará y necesitará más espacio para no pegarse con otras. Dales la vuelta para que se doren por todos los lados.

Cuando estén hechos, colócalos sobre un papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Coloca los buñuelos en una fuente y espolvoréalos con azúcar glas.

Panellets

Este postre es tradicional de la cocina catalana, balear y valenciana para festejar el Día de Todos los Santos.

Ingredientes (para 12-14 unidades): 150 g de boniato, 150 g de piñones, 170 g de almendra molida, 1 yema de huevo, 130 g de azúcar, ralladura de cáscara de limón, agua

Elaboración:

Pon a cocer el boniato en una cazuela con agua durante 20 minutos, a fuego suave. Retira y deja enfriar. Pela el boniato y machaca en un bol hasta hacer un puré. Añade el azúcar y la ralladura de la cáscara de limón y mezcla (hasta hacer una pasta para moldear con la mano).

Para secar la pasta, agrega la yema de huevo y remueve. Incorpora la almendra molida y liga todos los ingredientes.

Haz bolitas con la masa de boniato (12-14), rebózalas con los piñones y vete colocándolas en una placa de horno cubierta con papel de horno.

Hornea a 180º C, durante 15 minutos. Retira y sirve los panellets de piñones en el plato.

Fuente: http://www.hogarmania.com/cocina/recetas/postres/201210/recetas-tipicas-todos-santos-17163.html

Ideas románticas para dos

Tras la fecha invernal de San Valentín, se acerca el verano y muchas parejas planean momentos distendidos en concepto de velada perfecta. ¿Qué comer cuando quedas con tu pareja? ¿Con qué ‘endulzar’ a tu chic@ en esta época estival?

Para idear un día o una noche veraniega con tu pareja, lo primero de todo es elegir el lugar estratégico e inolvidable para los dos. Y ¡qué mejor que huir del calor sofocante de las grandes ciudades!

No hace falta tener mucho dinero para poder sorprender a tu pareja y dejarle un paladar exquisito. Por ello, ya depende de preferencias, cada pareja elige un destino o una mesa romántica para disfrutar de una apetecible cita. Lugar de ensueño en verano, podría ser una casa rural en la Sierra de Guadarrama o en la Sierra de Gredos. Pero, ¿y qué comemos allí?

En las casas rurales, afortunadamente, te permiten la oportunidad de cocinar en ellas, sin necesidad de usar sus salones-comedor. Así pues, sólo queda salir a la calle de la localidad elegida y hacer una compra muy particular. Entre otras, estas podrían ser las ideas románticas para dos:

  1. Pollo a la crema con patatas Noisette.

Por ejemplo, en primer lugar, un producto alimenticio no muy caro y gustoso por la mayoría de las personas es el pollo. Ahora, ¿cómo combinamos el pollo en una cena romántica ideal? Una de las propuestas sería pollo a la crema con papas noisette.

Para cocinar esta modalidad de pollo, lo primero que hay que hacer es dorar dos pechugas de pollo junto a la cebolla, añadiendo una pequeña cantidad de orégano, sal y pimienta. Al mismo tiempo, es preciso ir asando las patatas.

Cuando esté todo listo, en una olla introducir todos los ingredientes ya cocinados rociando dos cucharadas de aceite de oliva para, a continuación, agregar la crema en sí-la crema estará guisada con crema de leche, mantequilla, maicena y caldo de puerro-.

Por último, se calienta todo, y el plato ya estará listo para comer.

DSC09052

 

Consejo: Si la salsa os queda muy líquida y lo preferís más espeso, es conveniente sumarle un poco de agua caliente y más maicena, revolviéndolo en la cacerola alrededor de unos cinco minutos.

  1. Empanadas árabes

Ya son muchas las personas, y en cierta medida jóvenes, que optan por cocinar en ciertas ocasiones este tipo de alimento. Se suelen conocer también con el nombre de fatay.

En primera instancia, ¿qué necesitamos para realizar este tipo de receta argentina?

Habría que comprar, pues, medio kilo de carne picada y que por recomendación, no contenga demasiada grasa. Después, es necesario tener cebolla, tomate, dos limones, ajo molido si gusta a los comensales enamorados y, por último moldes para empanar, que normalmente, ya los venden prefabricados.

Normalmente este tipo de plato es fácil y simple de hacer e incluso rápido. En este sentido, podríamos considerarlo como un plato complementario a esa escapada rural de la pareja.

En segundo lugar, ¿cómo se cocina? ¿qué pasos hay que seguir para que surja un plato apetecible y delicioso?

Necesitamos, pues, un bol para colocar la carne picada, la cebolla triturada en trozos muy pequeños y el tomate. A continuación, ya cuestión de gustos, se debe condimentar con el jugo de limón exprimido. Estando todo unido en el recipiente, lo dejamos reposar durante un tiempo para poder cocinar la carne picada condimentada.

Posteriormente, hay que rellenar los moldes para empanar con todo el relleno realizado antes e intentar que esos moldes cojan forma de triángulo debido a que es la forma típica de las fatay.

descarga empanadas arabes

En última instancia, meter el resultado formado en el horno con potencia bastante elevada hasta que quede muy dorado.

Consejo: Se suelen servir con el resto de rodajas de limón que no se hayan usado durante el cocinado para que el comensal lo aliñe a su gusto.

3 apps de cocina gratuitas para android

Cocinar, o hacerlo bien y de forma variada, requiere su tiempo. Los habrá encantados de buscar recetas, innovar, probar mezclas nuevas…Pero, siendo realistas, a la mayoría no nos suele apetecer. Si, no obstante, ya te has dicho que ha llegado la hora de empezar a cocinar mejor, de no hacer cada semana las mismas recetas (que tu paladar está ya aburrido), de probar nuevos platos para impresionarte a ti mismo y a los que te rodean, has dado con el post indicado. Y es que os traemos unas cuantas aplicaciones para android con las que cocinar será coser y cantar. ¡Y todas gratuitas! Para que no pongas excusas.

1. Canal Cocina

Con esta aplicación puedes subir recetas, ver las publicadas en la app, descargarte las que tú quieras…

La aplicación incluye diversas categorías para filtrar la búsqueda de las recetas que queremos probar. Desde cocina light para los que quieran cuidar la línea, hasta cocina de autor para los que quieran innovar con nuevos sabores y recetas atrevidas.

2. ¿Qué cocino hoy?

Esta aplicación ofrece un gran catálogo de recetas. Permite buscar por plato que quieres hacer, o algún ingrediente que tienes, en caso de que tengas una serie de ingredientes en la nevera que, a priori, no parece que puedan producir nada bueno. También permite buscar por grupos de recetas como pescados, pasta, verduras…Pero, además, permite filtrar la búsqueda por tiempo que quieres emplear o dificultad de la receta. Y, importante, introduce una novedad que la diferencia de otras aplicaciones de este campo: funciona off-line. Es decir, sin conexión a internet.

3. Recetas gratis

Al igual que otras, esta aplicación permite también filtrar la búsqueda de recetas por tiempo que queremos dedicar a su elaboración, coste de los ingredientes y dificultad de la receta, para que desde aspirantes a chef profesional hasta neófitos que apenas saben freír un huevo encuentren lo que buscan. Otros filtros que ofrece entre su amplio catálogo de más de 30.000 recetas es buscar platos sin gluten, sin lactosa, vegetarianas o veganas, de determinados países, picantes…¿Que quieres cocinar a tus amigos un plato vietnamita de picante nivel “me vais a odiar, pero y lo que me voy a reír”? Seguro que hay una receta para ti.

Imagen de LexnGer

Cous Cous a mi estilo

En esta ocasión os voy a enseñar una receta muy particular puesto que no tiene que ver con la original.

Desde hace años he ido a comer a árabes para poder degustar sus maravillosos manjares y alguna vez he intentado hacer humus, como explique en un post y también hacer cous cous marroquí pero me salen insípidos así que, elabore una receta nueva.

Ingredientes 6 personas:

  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 250 gramos de champiñones
  • ½ cebolla
  • Un chorrito de tomate triturado
  • Pasas a tu gusto
  • 1 berenjena pequeña
  • Curry
  • Cous cous
  • 1 pechuga de pollo

cous-cous-de-verduras

Preparación:

Hay personas que son muy habilidosas y preparan ellos mismos el cous cous, en mi caso yo compro el paquete que lo puedes encontrar en cualquier supermercado.

En primer lugar limpio todas las verduras que voy a utilizar y las corto en trozos pequeños. Pongo el wok a calentar con un poco de aceite de oliva y cuando este bien caliente pongo todas las verduras a fuego medio.

Se van haciendo poco a poco, más o menos tardará unos 20 minutos en hacerse las verduras cuando veas que están casi echas todas las verduras, ponle la pechuga de pollo bien troceada y lo vas juntando todo y añades una pizca de sal con el tomate triturado.

Consejo: Si ves que se están pegando las verduras y tienes a mano vino blanco échale un poco para que tenga más sabor y el tomate quede menos denso.

Cuando veas que la verdura y el pollo están totalmente cocinados, déjalo que repose.

En ese momento es cuando puedes empezar a preparar el cous cous. Puedes usar el mismo wok o utilizar otra sartén.

Añade el cous cous que veas conveniente, pero ten cuidado que siempre parece que hay poco y hay suficiente. Mira las medidas por persona en el dorso del paquete.

A fuego lento remueve el Cous cous y cuando veas que se están dorando algunos granitos añade un vaso y medio de agua y empieza a remover para que vaya absorbiendo el cous cous todo el agua, si ves que necesita más agua añade pocas cantidades para no pasarte.

Cuando lo tengas echo, mézclalo con las verduras y le pones el curry y las pasas.

Además de las verduras que he mencionado puedes poner todas las que quieras, patatas, puerro, espárragos, pimiento verde, garbanzos…el cous cous queda bien con cualquier verdura.

Hamburguesa de Lentejas y Garbanzos

Hace muchos años probé las hamburguesas de lentejas y garbanzos, al principio era reacia a dicha hamburguesa ya que estaba acostumbrada como todo el mundo a las famosas y ricas hamburguesas de carne. Pero realmente os aconsejo que la probéis.

Ingredientes 6 personas:

  • 400 gramos de lentejas
  • 400 gramos de garbanzos
  • 50 gramos de queso rallado
  • 1 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de perejil
  • 3 cucharadas de pan rallado

Preparación:

Si compráis las lentejas y los garbanzos en crudo debéis dejarlas en remojo durante 4 horas para que se ablanden. En el caso de que las compréis las lentejas y los garbanzos cocidos os saltareis el primer paso.

Lo primero que debemos hacer es cortar la cebolla, el puerro, la zanahoria y el diente de ajo muy fino. Lo freiremos un poco en la sartén para que estén las verduras jugosas durante unos 10 minutos. Por otra parte en un bol pondremos las lentejas y los garbanzos y lo trituraremos hasta que se online casinos in australia quede una masa compacta. Una vez tengamos la masa de las lentejas y los garbanzos le añadiremos las verduras y las migas de pan.

Con la ayuda de una espátula o las manos juntaremos todos los ingredientes, el perejil y el queso rallado.

Dejaremos reposar durante 15 minutos la masa. Una vez tengamos la masa reposada empezaremos a formar bolitas y aplastarlas en la mano para realizar la forma de la hamburguesa.

Pondremos las hamburguesas en la sartén con un poco de aceite y dejaremos que se doren por cada lado durante 3 minutos o hasta que veas que están listas.

Una hamburguesa sana, fácil de preparar y una nueva forma de comer legumbres.

Se pueden acompañar con lo que más te guste una ensalada o patatas fritas. Para gustos colores.

fuente:flickr

fuente:flickr

Ya nos contareis que tal os salieron!!

Salmón Ahumado en casa

El salmón ahumado es sencillo de hacer, hay personas que no saben ni que se podía hacer en casa. Eso es lo que me sorprendió la otra noche cuando estaba cenando con unos amigos y saque mi salmón ahumado, y uno dijo: “está buenísimo donde lo has comprado”, entonces fue cuando algunas personas se quedaron atónitos cuando les dije lo he hecho yo misma. Por esa razón después de compartir la elaboración con ellos, me dije la voy a escribir para que el resto también lo sepa y vea que es muy fácil.

 Ante todo comentaros que muchas veces no sale ni a cuenta, puesto que os sale por el mismo o parecido el preparar el salmón ahumado que comprarlo.

Pero, a la gente como a mí que nos gusta cocinar, preferimos hacerlo, pasar un buen rato y el saber que lo has preparado tú siempre lo ves más bueno que comprado.

Es cierto que el salmón ahumado es más conocido en la época navideña, pero en mi caso cuando llega el verano, me encanta tomarlo en las ensaladas, en la pasta, en montaditos…

Ingredientes:

  • 1/2 kilo Lomo de Salmon
  • 1 kilo de Sal marina gruesa
  • 1 kilo de Sal para ahumados
  • 150 gramos Azúcar
  • Eneldo (opcional pero recomendable)

Preparación

salmon-ahumadoLo primero que debes hacer es quitar las espinas de los lomos del salmón, si no lo ha quitado el pescadero, con unas pinzas las extraes, salen con bastante facilidad. Una vez eliminado las espinas, lavamos el salmón y lo secamos con papel de cocina. Fijaros que no es queda nada de papel pegado en el lomo del salmón.

Lo dejamos reposar unos minutos, mientras tanto, hacemos la mezcla del azúcar y la sal. Es decir si queremos poner 300 gramos de azúcar, pondremos 150 gramos de sal ahumada y otros 150 gramos de sal marina gruesa. Es cierto que dependiendo del salmón que compréis serán unas proporciones u otras.

En un recipiente de cristal ponemos en su fondo la mezcla de la sal y el azúcar, que quede con un grosor más o menos de 1 centímetro.

A continuación ponemos los lomos de salmón, eso sí, colocar la piel abajo y la parte del salmón arriba, en este paso podemos poner el eneldo o cuando lo servimos dependiendo de los gustes de la cocinera.

Una vez colócalos los lomos de salmón echamos el resto del azúcar y la sal, hay que tener en cuenta que debe cubrirlo perfectamente. Una vez cubierto lo tapamos con film transparente y ponemos peso sobre ellos, ya sea unos briks de leche u otra cazuela.

Lo ponemos en la nevera durante 48 horas y una vez finalizado, quitamos toda la mezcla y lo lavamos bien con agua fría y lo secamos con papel de cocina. Y el salmón ahumado está listo para comer, cortarlo a vuestro gusto fino o grueso, pero cortarlo bien.

Espero que lo hayáis visto fácil y sencillo de hacer.

Byessar o crema de habas

Es uno de los aperitivos más deliciosos de la cocina marroquí. Este puré de habas es un componente fundamental en su dieta, similar en textura al hummus (crema de garbanzos), aunque con un sabor radicalmente diferente. Es una receta muy frecuente también en Egipto.

Ingredientes (para 6 personas):

  • 1 bote de 400 g de habas cocidas
  • 2 dientes de ajo (se usará 1 y ½)
  • 1 cebolla
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de comino molido
  • zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de tomillo fresco o seco, mejorana, orégano o menta fresca (al gusto)
  • sal y pimienta negra recién molida

Elaboración:

Pasamos las habas por agua, para eliminar el líquido en que se conservan, y las reservamos en un escurridor. Hacemos zumo con medio limón, quitamos las pepitas y reservamos. Picamos bien los ajos y la cebolla.

Calentamos en una sartén una cucharada de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo. Sofreímos a fuego lento, removiéndolo de ver en cuando, hasta que la cebolla esté tierna y transparente. Añadimos las habas, a fuego medio, y removemos para que no se quemen durante 3 minutos.

Pasamos la mezcla, con el zumo de limón, las especias, el comino, una pizca de pimienta negra, la sal y el resto del aceite por la batidora, a máxima potencia, hasta que quede una crema homogénea más densa que un puré. Si no te gusta demasiado espeso, puedes aligerar la mezcla con un poquito de agua.

Lo guardamos en la nevera y lo servimos frío con una pizca de pimentón dulce o picante y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

El plato ganará puntos si lo acompañamos de cordero y unos trozos de pan de pita recién horneados (¿quieres aprender a preparar pan de pita con la Thermomix?), nachos o patatas chip para mojar.

Risotto de setas

 

risotto setas

Ingredientes para 2 personas:

Para el caldo:

200 gr de champiñones
1 cebolla
1 zanahoria
1tomate
1 puerro
1 pimiento verde
2 litros de agua
2 hojas de laurel
Unos granos de pimienta negra

Para el arroz:

200gr de arroz carnaroli
150 gr champiñones
150 gr setas (hemos puesto shiitake)
120 gr de cebolla
1 vaso de vino blanco
80 gr de mantequilla
100 gr de queso parmesano
2 Espárragos verdes

Elaboración:

Caldo:

Limpia la verdura y córtala en trozos pequeños, en una cazuela grande ponemos las verduras con un chorro de aceite de oliva a fuego medio hasta que estén blandas, después añadimos el agua, el laurel y los granos de pimienta negra. Lo dejamos hasta que cueza y luego lo bajaremos a fuego medio-bajo durante unos 40 minutos.

Una vez hecho esto, hay que colarlo y reservarlo para emplearlo luego a la hora de hacer el risotto.

Risotto:

Lo primero que haremos será lavar y cortar en trozos la cebolla, los champiñones, las setas shiitake y los espárragos verdes.

Pondremos una cazuela con mantequilla a fuego medio y cuando esté liquida pondremos la cebolla y los espárragos, que dejaremos pochar, más adelante pondremos los champiñones y las setas que tardan menos en hacerse. Cuando ya esté todo listo pondremos un vaso de vino blanco y dejaremos uno poco más.

Una vez hecho esto, pondremos el  arroz y lo removemos un poco junto con las verduras y justo después iremos  añadiendo el caldo, que tendremos previamente caliente cazo a cazo y removiendo  a la vez hasta que se vaya consumiendo y volviendo a repetir hasta que el arroz esté hecho, como unos 20 minutos.

Para acabar solo queda por añadir el queso parmesano rallado y remover hasta que quede bien mezclado.