El encanto de la cocina en Otoño

El otoño es una estación de contrastes, melancolía y transición. Puede que el clima y las hojas secas condicionen nuestro estado de ánimo y no queramos más que estar en casa. Pero nadie dijo que será aburrido, siempre hay algo divertido y sabroso que hacer en la cocina.

Como cada época, esta trae sus encantos para disfrutar dentro y fuera del hogar. La mejor manera es incursionar en la comida típica de la estación. Es un tiempo ideal para guisos, cremas, sopas, mermeladas caseras, los primeros cocidos y la fiesta de la castaña.

Sigue leyendo

Salchichas al vino

La receta de salchichas al vino es una receta clásica y muy sencilla de preparar. Además, la receta de salchichas al vino aporta una gran cantidad de energía en forma de proteínas. Preparar esta receta apenas te llevará unos minutos (15 minutos de tiempo estimado) y disfrutarás de un plato sabroso y que gustará a todos. Se puede preparar tanto al vino tinto como al vino blanco, dependiendo de los gustos de cada uno, aunque en sus dos vertientes es igual de deliciosa.

salchichas-frescas

Es una receta perfecta para esos días que tenemos poco tiempo o que recibimos invitados de última hora. O simplemente nos apetece cocinar algo sencillo, contundente y delicioso a la vez.
Ingredientes necesarios

Necesitarás los siguientes ingredientes para realizar esta receta:

  • Una docena de salchichas (cuanta mejor sea la calidad mejor que mejor, puesto que son la base de la receta).
  • Un buen chorro de aceite de oliva (preferiblemente de calidad virgen extra).
  • Un vaso de vino blanco o tinto.
  • Un puñado de perejil bien picado (medio vaso por ejemplo).
  • Una cucharada de harina.
  • Un par de dientes de ajo (o al gusto).

Estos ingredientes son para cuatro personas, para menos o más podemos ajustar las cantidades según necesitemos.

Preparación

salchichas_frescas_al_vino

En una olla sofreímos el ajo y las salchichas con el aceite de oliva a fuego lento. Cuando veamos que están un poco hechas echamos el vino, la cucharada de harina y el perejil (la harina se usa para darle un poco de espesor a la salsa). Removemos bien para que la harina se disuelva y se mezcle bien. En unos 15 minutos las salchichas ya estarán bien hechas y la salsa en su punto óptimo.Para presentar esta receta es una buena idea hacerlo en una cazuela de barro. Le dará un toque especial.

El alcohol del vino de evaporará en gran medida, por lo que no nos tendremos que preocupar si tenemos que conducir u otras cosas. Es un plato que por ello también pueden degustar los pequeños de la casa, pero con moderación y precaución. Con un poco de pan tendremos un plato muy completo.

Como veis es un plato sencillo y fácil de preparar al que podéis acompañar con lo que queráis o, simplemente, acompañando con un poco de pan tendréis un plato estupendo.

Si os ha gustado esta receta posiblemente también te pueden interesar  fáciles de cocinar y muy ricas como el arroz con salchichas o las salchichas envueltas.

Cocina diferente cada día de la semana

¿Te gustaría no “comerte la cabeza” cada día pensando qué poner de comer, tanto para ti como para las personas con las que vives? ¿Eres de los que piensan que cocinar requiere tiempo y esfuerzo, y en muchas ocasiones careces de ello?

Hemos hecho una recopilación de las mejores recetas regionales y nacionales para poder ayudarte en este entuerto en el que te encuentras sumergid@. Simplemente tienes que prestar atención y sumérgete en el mundo culinario en tu propia casa, de la forma más barata y sútil. ¿Estás preparad@?

Lunes: Paella de marisco valenciana

Ingredientes: -250 gramos de gambas -Una docena de mejillones -250 gramos de almejas -2 rodajas de congrio abierto -1 calamar -200 gramos de pimiento rojo y de pimiento verde -4 cebollas -Por comensal, una tacita de café de arroz -1 sobre de azafrán en hebra -2 dientes de ajo -1 rama de perejil -Aceite de oliva y sal

Preparación:  Todos los ingredientes tienen que están troceados de manera precisa para que, posteriormente, tras estar rociada la paellera de aceite, añadir todos estos alimentos ya preparados. Después, echa arroz, agua y sal, así como el ajo, el azafrán y el perejil. Lo dejas cocer unos 10 minutos hasta que veas que el agua está hirviendo. A la vez, tienes que haber cocido las gambas y los mejillones. Llegados a este punto, deja que todo el cocinado repose unos 5 minutos, y ¡listo!

Martes: Ajoblanco andaluz

Ingredientes: -Medio kilo de miga de pan -100 gramos de almendras peladas -3 dientes de ajo -1 kilo de uvas de Málaga -Medio vaso de vinagre de vino -Un vaso de aceite de oliva y sal

Preparación: La miga de pan se tiene que empapar en agua y después escurrirla. Mientras tanto, limpia las almendras, quítalas las cáscaras, y machaca con un mortero los ajos. Incorpora poco a poco el aceite. Será una pasta que tendrás que aligerar con agua y vinagre hasta que se convierta en un calso cremoso. Sazona con sal y añade ya peladas las uvas. Cuando lo vayas a servir, tiene que estar muy frío.

Miércoles: Callos a la madrileña

Ingredientes: -2 kilos de callos -Medio kilo de morro de ternera -4 manitas -150 gramos de tocino -1 morcilla, 1 chorizo -1 cabeza de ajo, 2 cebollas -1 cucharada de harina -Agua -Aceite de oliva  -Perejil -Pimentón y pimienta blanca molida -Sal, laurel, media guindilla y 2 clavos.

Preparación:  Para cocinarlos, tienen que estar muy limpios, así que lávalos en agua y vinagre durante bastante rato. A continuación, ponlos a cocer junto a las manitas y al morro. Añade tocino a la cocción, así como el chorizo y la morcilla. Incluso, súmales cebollas. En una sartén aparte, calienta aceite. Sofríe una cebolla, lamina los ajos y pica el perejil. Añade guindilla y pimentón a la cazuela. Remueve bien y echa harina. Cuando lo veas lista, incorpora el sofrito al guiso. Echa sal, según tu gusto. Deja a fuego lento el plato y páralo. Saca el chorizo y la morcilla, córtalo en trozos pequeños y vuélvelo añade de nuevo, cuece otro poco más y¡listo! ¿Laborioso, verdad?

Callos a la madrileña

Callos a la madrileña. Fuente: Javier Lastras

Jueves: Migas manchegas

Ingredientes: -Pan duro -½ kilo de uvas -1/4 de litro de agua -200 ml de aceite -3 chorizos frescos -5 tiras de panceta -6 dientes de ajo -1 pimiento choricero grande

Preparación: Las migas de pan tienen que estar empapadas y sazonadas con sal. Una vez hecho esto, recógelas en un trapo de cocina y dalas vueltas hasta que el paño quede húmedo. Fríe en una sartén panceta, pimiento y chorizo. Escurre las migas y recupera aceite de la fritura. Machaca en un mortero el chorizo hasta que quede hecho polvo. Fríe ajos. Añade las migas a toda la fritura conseguida y remueve hasta que veas el pan dorado. Acompaña con uvas a la hora de servir.

Viernes: Pulpo a la gallega con cachelos

Ingredientes: -2 kg de pulpo -4 patatas -1 cebolla -Hoja de laurel -Sal, pimentón dulce y aceite de oliva extra

Preparación:  Hierve agua con cebolla y laurel, mientras que el pulpo que tenías congelado se termine de descongelar (tienes que sacarlo un día antes de cocinarlo). Una táctica para hacer pulpo es que “lo asustes” metiéndolo y sacándolo tres veces de la cazuela. Debes de cocer el pulpo unos 30 minutos. Cuando termines, déjalo que se enfríe y corta en rodajas las patatas. Con la cabeza de ajos, haz lo mismo. En otra cazuela, cuece las patatas con sal. Sirve todos los alimentos ya cocidos en un plato y sázonalo con pimentón, sal de escamas y aceite de oliva. ¿Fácil, no crees?

Pulpo a la gallega

Pulpo a la gallega. Fuente Javier Lastras

Sábado: Lechazo asado típico segoviano

Ingredientes:  -Un lechazo -Manteca de cerdo -Agua y sal -3 ajos -Vinagre -Sal gorda

Preparación:  Unta manteca de cerdo sobre el lechazo, y colócalo en la bandeja del horno. Añade agua a la comida. El horno tiene que haber estado durante una hora y media a 180ºC. Mientras que se asa, prepara ajos machacados con un mortero, sal gorda y vinagre. Saca el asado del horno y rocíalo con dicho aliño. Cuando veas que la carne está tierna y la piel tostada, estará listo. ¿Has visto que con pocos alimentos haces un plato extremadamente delicioso?

Domingo: Marmitako a la vasca

Ingredientes:  -Cuarto de kilo de atún -Medio kilo de patatas -1 tomate -1 pimiento verde -1 cebolleta -2 dientes de ajo -Aceite de oliva, sal, perejil -1/4 de kilo de pescado blanco-1 zanahoria

Preparación:  Lo primero de todo, haz un caldo de pescado con cebolleta y zanahoria en una cazuela. Añade al caldo el pescado blanco y perejil. Echa un litro de agua y deja cocer durante unos minutos.Mientras tanto, pica ajos y pimiento verde en dados. Cuece eso en otra cazuela con aceite y sal. Luego, únelo todo y que rehogue durante 10 minutos. Añade patatas peladas al cocido de pescado. Por último, añade el marmitako durante 30 minutos tapándolo. Decora con hojas de perejil a la hora de servir.

En definitiva, los platos de nuestros país siempre han sido un atractivo y un reto para los amantes de la cocina. Casi siempre todos se quejan de que no es nada fácil darle el punto exacto a cada una de las recetas. Si de verdad te gusta este arte gastronómico, lo mejor que puedes hacer es empezar desde abajo y dejarte asesorar por profesionales y por tutoriales hallados en Internet, y en tan sólo unos meses, sabrás cocinar a la perfección todos estos ingredientes que no te dejarán indiferente. ¿A qué esperas? Arriésgate, y conoce de primera mano las hábitos alimenticios de nuestra cultura.

¿Qué se come en Semana Santa?

Puede que a muchos jóvenes les sorprenda que, hasta hace nada, estaba muy mal visto comer carne en Semana Santa. A otros no les sonarán los conceptos de bula papal o se extrañarán de oír hablar del ayuno del Miércoles de Ceniza, pero lo cierto es que la Semana Santa tiene un peso muy importante en nuestro país y, en cuestiones culinarias, ese peso también sigue muy vigente.

Las comidas tradicionales de Semana Santa huyen de la carne y se centran en el pescado y los dulces. Como sucede con todo en nuestra piel de toro, cada región es rica en sus propias costumbres y, mientras los pestiños son habituales para unos, puede que otros no hayan oído hablar jamás de las monas de Pascua.

A continuación os hablamos de algunos platos típicos de estas fechas que harán las delicias de devotos y paganos.

 7 platos típicos de Semana Santa

 Las torrijas

¿Quién se resiste a esta rebanada de pan (mejor si es del día anterior) empapada en leche, rebozada y frita? La sencillez de su preparación y su gran aporte energético ayudaban a los cristianos a mantenerse alejados de la carne (nos referimos al alimento).

 Los pestiños

Se trata de una masa de harina frita en aceite y pasada por miel o azúcar. Son muy populares en la provincia de Cádiz y, en general, en toda Andalucía, donde se consumen en Navidad e incluso durante todo el año. ¿Tú cuándo sueles hacerlas?

 monas de pascuaLas monas de Pascua

Muy conocidas en la Comunidad Valenciana y en la Región de Murcia. Recuerdan al roscón de reyes e incluyen algún huevo cocido con la cáscara pintada como elemento decorativo. A veces se acompañan con la longaniza de Pascua. En Cataluña se parecen más a una tarta donde el huevo es de chocolate.

 potajeEl potaje de garbanzos

Se hace con espinacas y bacalao y aporta los nutrientes necesarios para aquellos que evitaban la carne en los viernes de cuaresma. Aunque la variedad del potaje varía por comunidades e incluso en cada casa se hace de una forma diferente.

 buñuelosLos buñuelos de bacalao

Aunque se pueden hacer de muchos otros pescados, debido a su buena conservación (sobre todo cuando no existían los frigoríficos), por tradición el bacalao es la estrella de estas sabrosas bolitas fritas y uno de los platos más famosos de la Semana Santa en todas las comunidades.

sopa castellana

La sopa castellana

También llamada sopa de ajo. Se hace con trocitos de chorizo, jamón, pan y cebolla (a veces, también, huevo escalfado). Al echarle pimentón recuerda un poco al sabor de la carne, sobre todo por la contundencia de sus ingredientes. Se suele servir en plato de barro.

patatasLas patatas viudas

Son patatas guisadas que están acompañadas por verduras, en vez de carne o embutidos, por eso se las llama viudas, pobrecitas. Se presentan con pimentón dulce y aceite de oliva preferentemente en la mayoría de los casos. ¿Tú cómo las haces?

Además de estos platos, hay otros muchos muy populares en cada región, como decíamos antes, algunos son: las tortitas de camarones (Cádiz), las filloas (Galicia y Asturias), los hornazos (muchos de ellos con huevo), las longanizas de Pascua  (Valencia), los crespells (Mallorca), los barquillos de azúcar, la leche frita (Cantabria)…

Hay una gran cantidad de platos regionales en Semana Santa pero, en general, lo más consumido es el pescado en todas sus variantes, siendo la estrella, el Bacalao. ¿No te ha dado hambre?

Fuente: La Nevera Roja

Las lentejas de mamá

Con la llegada del invierno apetece comer con cuchara y el plato más famoso a parte de la sopa en mi casa son las lentejas.

Cada casa tiene una manera de preparar las lentejas. En este caso os explicaré las lentejas que hace mi madre y que yo he seguido con la tradición.

Ingredientes para 4 personas:

  • 100 gramos de tomate triturado
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 patata mediana
  • 1 hueso de jamón
  • 300 gramos de lentejas pardinas
  • 1 litro de agua
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite y Sal

Preparación:

Lo primero que hacemos es pelar todas las verduras y el diente de ajo. Córtalas.

Por otra parte se debe escaldar el hueso de jamón, eso quiere decir que en una cazuela pequeña introduces el hueso de jamón y lo dejas que se hierva durante 15 minutos para que toda la grasa desaparezca.

A continuación en una cazuela añadir el agua, un chorrito de aceite, una pizca de sal y la hoja de laurel. Introduces las lentejas en crudo al igual que todas las verduras y el tomate triturado y cuando empieza a hervir el agua le añadimos el hueso de jamón.

Lo dejas a fuego lento durante 30-40 minutos y lo dejamos reposar.

Esta comida es recomendable para la comida puesto que es bastante pesado aún siendo con verduras.

Cada uno en su casa le añade diferentes ingredientes desde chorizo, bacón, longaniza, pimiento verde o incluso plátano como Karlos Arguiñano.

¿Tú como las haces?

lentejas-con-verduras

Arroz al horno, típico de la C. Valenciana

Hoy vamos a daros una receta de la Comunidad Valenciana, este plato típico se le conoce por “Arrós al Forn”.Se elabora en una cazuela de barro y se cocina en el horno.

El origen del Arroz al horno era el aprovechamiento de los restos del cocido o como lo conocen los valencianos el puchero, en la actualidad ha habido varias variantes del Arroz al horno y es la receta que os vamos a dar hoy.

 

 Ingredientes para 6 personas:

  • 500 gramos de Arroz redondo, preferiblemente arroz valenciano
  • 300 gramos de Costillas de cerdo
  • 3 Patatas
  • Pimentón dulce
  • Una cabeza de ajos
  • 2 Morcilla
  • 100 gramos de Garbanzos
  • 100 gramos de Tomate rallado
  • 1Tomate entero partido
  • Colorante o azafrán

Preparación:

  1. Lo primero es encender el horno con la suficiente antelación para que esté al máximo de calor a la hora de introducir el arroz, es recomendable 30 minutos antes.
  2. En una sartén, doramos  las costillas de cerdo troceadas.
  3. Seguidamente, vertemos el tomate rallado y dejamos que se sofría durante unos minutos.
  4. Extendemos el arroz uniformemente en la cazuela y colocamos sobre él las costillas de cerdo, la morcilla (pincha la morcilla varias veces para que no se salga), la patata en rebanadas gruesas, los garbanzos y, por último unas rodajas de tomate( preferiblemente para que no se deshaga el tomate se parte en dos) y la cabeza de ajos entera en el centro de la cazuela.
  5. Finalmente, añadimos un poco menos de caldo (o agua, si no tenemos caldo de cocido) hirviendo que el doble del volumen del arroz e introducimos la cazuela en el horno.
  6. Bajamos la temperatura a 180º – 200º y lo dejamos 30 o 40 minutos más o menos. (Lo mejor es mirar de vez en cuando y sacar cuando se haya terminado el caldo).
  7. Para terminar, sacamos la cazuela del horno, la dejamos reposar 5 minutos y a la mesa.

Consejos para la medición correcta del arroz:

Lo ideal es medir el arroz en tazas de café o en un cacillo pequeño de servir sopa.La relación ideal es el doble menos uno de caldo que de arroz.

 

La receta de la discordia: tortilla de patata

La receta de hoy puede generar polémica. Y es que, si hay poco más de 47 millones de españoles, es muy probable que haya 47 millones de opiniones acerca de la perfecta tortilla de patata. Bueno, hemos exagerado un poco, pero la receta de hoy es susceptible de muchas adaptaciones. La receta de hoy es para aquellos a los que les gusta poco hecha y sin cebolla. Muchos dirán que una tortilla de patatas sin cebolla es como un jardín sin flores y, aunque no tenemos nada en contra de la cebolla (es más, nos encanta), nos gusta que la tortilla de patata sepa a patata, sin el toque dulzón que da la cebolla.

Tortilla de patata sin cebolla

Algo parecido pasa con la paella valenciana, pero lo bueno es que la adaptación es tremendamente sencilla: basta con cortar las patatas más  gruesas, machacarlas, añadir cebolla, dejarla más tiempo al fuego… Prueba y, si no te convence, dale tu toque personal.

Ingredientes (para 4-6 personas):

  • 8 huevos
  • 1 kg de patatas (se dice que las Kennebec son las mejores para esta receta)
  • 200 ml de aceite de oliva (si es virgen extra, mucho mejor)
  • sal

Elaboración:

Pelamos las patatas, las lavamos para quitar los restos de suciedad, las secamos y las cortamos en láminas finas. Ponemos una sartén grande en el fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Añadimos las patatas (ya saladas) y las dejamos cocinar a fuego bajo durante unos 20 minutos.

Mientras se fríen las patatas, batimos los huevos en un bol grande (luego vamos a añadir las patatas, por lo que debe caber todo).

Sacamos las patatas de la sartén con ayuda de una espumadera, para que lleven la menor cantidad de aceite posible. Las ponemos en el bol con el huevo batido y dejamos reposar la mezcla durante 15 minutos.

Retiramos una buena parte del aceite de la sartén, añadimos la mezcla y la dejamos unos 8 minutos a fuego medio-alto. Le damos la vuelta (con un plato llano grande, una tapadera, etc.), la dejamos otros 8 minutos y lista para servir.

Cada maestrillo tiene su librillo y esta es una entre muchas para iniciarse en el arte de la tortilla de patata (también conocida como tortilla española). ¿Cómo será la tuya? Líquida, cuajada, con la patata triturada, en rodajas finas, gruesas, con cebolla, con chorizo, con calabacín, con guisantes, fría y con mayonesa (al estilo de Simone Ortega), rellena, con jamón york y queso… ¡Cuéntanos tu secreto!

Si te apetece conocer más cosas sobre este popular manjar, pincha aquí.

Recetas gallegas

Hoy te traemos algunas recetas típicas de Galicia. La gastronomía española puede presumir de una magnífica calidad y de contar con muchas especialidades autonómicas, por lo que hacer un guiño de vez en cuando a las distintas regiones españolas nunca está de más.

Pulpo ‘á Feira’

Ingredientes (para 4 personas):

  • 2 kg de pulpo
  • 100 g de pimentón picante
  • 100 g de sal semigruesa
  • Aceite

Elaboración:

Pulpo 'á Feira'

Lavamos el pulpo en agua fría y lo ponemos al fuego en una olla de cobre con agua. Cuando empiece a hervir, metemos y sacamos el pulpo del agua tres veces.

Lo dejamos cocer durante unos 20 minutos, lo retiramos del fuego y dejamos reposar 5 minutos. Quitamos el agua y cortamos el pulpo en trozos finos con unas tijeras. Lo servimos en platos de madera, condimentándolos en este orden: sal, pimentón y aceite. Hay quienes gustar colocar el pulpo sobre una cama de patatas cocinas.

‘Potes ao lume’ (lacón con grelos)

Ingredientes (para 4 personas):

  • 800 g de lacón curado de la parte con más grasa
  • 100 g de unto
  • 300 g de caldo suave de lacón
  • 300 g de grelos
  • Sal ahumada

Elaboración:

'Potes ao lume' (lacón con grelos)Desalamos el lacón, introduciéndolo en abundante agua fría durante 24 horas, cambiando dos veces el agua. Cocemos el lacón en 6 litros de agua con el unto hasta que quede tierno y reservamos.

Escaldamos los grelos en abundante agua con una pizca de sal durante unos 10 segundos. Los escurrimos, los enfriamos rápidamente, los volvemos a escurrir y los secamos con cuidado de no romperlos. Seleccionamos 12 brotes tiernos y los reservamos.

Cortamos el lacón en cuatro porciones y 12 dados de grasa. Ponemos el lacón en un plato y colocamos la grasa y los grelos alrededor. Sazonamos con sal ahumada y servimos muy caliente.

Empanada gallega

Ingredientes:

  • 500 g de harina
  • 25 g de levadura fresca de panadería
  • 160 ml de agua
  • 50 ml de vino blanco
  • 1 pizca de sal
  • Aceite del sofrito
  • ½ kilo de cebollas
  • 350 g de atún (escurrido)
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo

Elaboración:

Empanada gallegaPara el relleno, pelamos y picamos las cebollas. Las ponemos a fuego lento en una sartén con aceite de oliva (sin miedo, ya que lo necesitaremos para la masa). Cuando las cebollas comiencen a ponerse transparentes, añadimos una cucharada de pimentón dulce, lo removemos e incorporamos el atún escurrido, mezclándolo bien. Sacamos del fuego, escurrimos el aceite y lo reservamos. Añadimos 3 o 4 cucharadas de tomate al relleno.

Para hacer la masa, calentamos un poco el agua en el microondas en un cuenco grande, disolvemos la levadura y añadimos la harina, la sal y el vino, junto con 8 o 10 cucharadas del aceite del sofrito. Ya solo queda amasar (con las manos, con una panificadora, amasadora o un par de minutos velocidad espiga en la Thermomix). Amasamos un poco, la tapamos con un paño y la dejamos reposar hasta que doble su volumen (dependerá de la temperatura ambiente).

Cuando esté la masa, la amasamos un poco con las manos y repartimos en dos partes, una un poco más grande. Estiramos la grande con un rodillo y la colocamos en la bandeja del horno. Repartimos el relleno de forma homogénea, dejando los bordes libres. Estiramos la otra parte de masa y cubrimos el relleno. Recortamos el exceso de masa de los laterales y cerramos la empanada uniendo la base y la tapa (cogiendo pellizcos de masa y retorciéndolos). Con la masa que sobra puedes decorar la parte de arriba de la empanada.

Batimos un huevo, añadimos un poco de pimentón y cubrimos la superficie de la empanada con un pincel. Pinchamos un poco la masa, de forma aleatoria, para que pueda ‘respirar’ durante el horneado. Introducimos en el horno precalentado a 200º C, bajamos a 180º C y dejamos hasta que esté dorada (unos 30-40 minutos).

Si quieres un relleno más contundente, prueba a colocar tiras de pimiento asado y/o rodajas de huevo cocido sobre el relleno, es-pec-ta-cu-lar.

Esperamos que hayas disfrutado con estas recetas gallegas. ¿Cuál será la siguiente comunidad autónoma?

Níscalos con patatas.

niscalos con patatas

Con la llegada del otoño y el frío  llegan las setas y con ellas podemos preparar platos como este.

Ingredientes:

450 gr de níscalos
3 patatas
1 cebolla
1 cucharada de pimentón
Aceite de Oliva
1 pimiento verde
Sal
Agua
2 dientes de Ajo
1 hoja de Laurel

Elaboración:

Lo primero que haremos será lavar y cortar los níscalos. Para lavarlos debemos quitarles toda la tierra que tienen con cuidado de no romperlos con un trapo húmedo. Una vez limpios, los cortaremos en trozos y los reservaremos para después.

La cebolla y el pimiento verde los cortaremos en trozos pequeños. Cuando tengamos la verdura cortada, pondremos una cazuela a calentar a con un chorro de aceite de oliva a fuego medio y pondremos la verdura a pochar junto con los dientes de ajo.

Dejaremos pochar la cebolla y el pimiento durante unos 15 minutos a fuego medio-bajo hasta que este blanda la verdura.

Posteriormente añadiremos los níscalos troceados y dejaremos rehogar durante unos minutos y luego añadiremos las patatas cortadas en cachelos que también dejaremos unos minutos y una cucharadita de pimentón teniendo cuidado que no se queme.

Cuando estén todos los ingredientes integrados, añadiremos una hoja de Laurel, la sal y el agua caliente suficiente para cubrir las patatas teniéndolo a cocer durante 20 – 25 minutos hasta que las patatas estén blandas.

Paella valenciana: como preparar paso a paso la paella valenciana.

Para comenzar este blog  os vamos a dar la receta de la paella valenciana Typical Spanish que es uno de los platos que todos los que les guste la cocina deberían saber preparar.

Ingredientes para 4 personas:

Para el Caldo:

½ pollo.
½ conejo troceado.
1 Cebolla.
1 Puerro.
2 dientes de ajo.
½ pimiento rojo.
1 tomate.
3 l de agua.
Sal.

 Para la Paella:

½ pollo troceado.
½ conejo troceado.
1 pimiento rojo cortado en tiras.
1 diente de ajo picado.
1 tomates maduros rallados.
1 cucharita  de pimentón agridulce.
3 alcachofas cortadas en  láminas.
300 g de judías verdes.
250 g de aceite de oliva.
300 g de arroz bomba.
La pulpa de 1 ñora.
Unas hebras de azafrán.

Elaboración:

El caldo:

Poner en una cazuela un poco de aceite junto con el ajo, el pollo y el conejo, posteriormente añadir las verduras y dejar que se dore durante unos 10 o 15 minutos a fuego medio.

Agregar los tres litros de agua, dejándolo cocer hasta que adquiera sabor durante unos 30 minutos, una vez pasado ese tiempo, desespumar y colar el caldo a otra cazuela.

 La Paella:

Poner la paella con un chorro de aceite solo con el fuego central, ya que si no la parte exterior se puede quemar, poner las tiras de pimientos rojos hasta que se hagan y retirarlos para ponerlos posteriormente, tras esto sofreímos la carne lentamente hasta que este bastante hecha.

Apartar al perímetro exterior la carne y poner en el centro las verduras, sofreír bien y añadir el tomate, y el pimentón y la pulpa de ñora hidratada.

Una vez hecho esto añadimos el arroz y lo sofreímos durante unos 2 minutos, posteriormente añadimos el caldo caliente que hemos preparado con antelación, en la proporción de tres veces al cantidad de arroz. Ponemos también unas hebras de azafrán junto con el caldo para que le aporte color al arroz.

Hervir los 5 primeros minutos a fuego fuerte, y una vez pasado este tiempo bajarlo a fuego medio unos 15 minutos más.

Una vez pasado este tiempo, añadimos las tiras de pimiento por encima, lo apagamos y lo dejamos reposar unos 7 minutos tapado con papel de aluminio o con un trapo.