Spaguetti aglio, olio e peperoncino

Todo el mundo se ha sentido en alguna ocasión abrumado por la necesidad de comer algo, pero con muy pocas energías para aguantar todo el proceso de elaboración del plato, deseando poder chasquear los dedos y tener un plato de comida rico delante. En otras muchas ocasiones lo que nos faltan no son ganas ni energías, sino ingredientes, algo que en función del día y de la hora puede ser un problema.

Resultado de imagen de pasta aglio, olio peperoncino

Para esas ocasiones hoy damos una receta de pasta muy típica de la parte norte de Italia, especialmente para la gente joven cuando llega a casa y no dispone de mucho tiempo para preparar algo, aunque por supuesto es una receta apreciada por gente de todas las edades.

Los ingredientes que lleva son pocos y bastante habituales, siendo necesario para la elaboración para dos personas:

  • Espaguetis: Unos 100 gramos por persona
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • Aceite extravirgen de oliva
  • Guindilla, unos 5 gramos, aunque depende del gusto
  • Perejil

Se trata de un plato cuya preparación es verdaderamente sencilla, de ahí su éxito.
En primer lugar se debe cocer la pasta en agua salada con atención a que no se pase, hay que intentar que quede “al dente”.
Mientras el agua hierve y se cuece la pasta, se sofríe ligeramente en una sartén la guindilla (peperoncino) que previamente hemos cortado en tiras muy finas y le hemos quitado las semillas, que son amargas y muy picantes.

Cuando los espaguetis estén listos, colarlos y echarlos a la sartén en la que está el aceite y la guindilla sofrita. Se mezcla todo junto con el perejil muy picado y ya tenemos un plato rapidísimo y muy rico que seguro te salvará en más de una ocasión.

Pinchos de albóndigas asiáticas

Las albóndigas son una receta con una enorme cantidad de variantes y recetas diferentes, ya que el ser una comida relativamente sencilla (una bola de carne) admite múltiples variantes y permite a cada uno introducir ingredientes nuevos y diferentes.
Aquí en España es común que las albóndigas tengan un tamaño relativamente grande, siendo necesario partirlas, pero la variante asiática de este plato se elabora con bolas de carne más pequeñas, siendo perfectas para elaborar pinchos.
Aprovechando el tirón que está experimentando la cocina asiática, vamos a ofrecer la receta para preparar este rico plato tan tradicional, pero con un toque exótico.Dibujo

Ingredientes:

  • 440 gramos de carne picada de ternera
  • 2 rebanadas de pan de molde integral
  • 130 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón y un poco de ralladura
  • 3 cucharaditas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de cilantro molido
  • 1 trocito de guindilla seca picada (según tolerancia)
  • 1 huevo
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Lo primero es trocear el pan de molde y cubrirlo con leche dejándolo empaparse durante unos 15 minutos, tras lo cual se retira el exceso de líquido y, en un cuenco, aplastar con un tenedor la masa de pan de molde resultante. En el mismo recipiente añadir la carne picada, el zumo de limón y un poco de la ralladura y mezclar. A ésto le incorporamos el jengibre, el ajo, cilantro, la salsa de soja, un toque de pimienta y la guindilla muy picada y, en función de lo picante que las queramos, quitar o no las semillas.
Batimos un poco el huevo y lo incorporamos mezclándolo todo bien pero no en exceso.
Ya lo tenemos listo, sólo falta moldear la masa resultante con las manos y freír en una sartén con aceite hasta que queden doradas y crujientes.

Con ésto obtenemos un rico plato que sorprenderá a todos los comensales, fácil y rápido de preparar que seguro gustará a toda la familia. Como recomendación para la presentación, sugerimos ensartar en un pincho 3 o 4 albóndigas y servir como aperitivo, o bien como segundo plato acompañadas con una guarnición.